Nuestros servicios.

 

ÓPTICA

Lentillas

Baja Visión

Progresivos

Óptica Infantil

Gafas y Visión Deportivas

 

 

AUDIOLOGÍA

Tinnitus

Audífonos

Conectividad

Reeducación Auditiva

 

NUESTROS TRATAMIENTOS

Syntonic

Control de Miopía

Desarrollo Visual y Auditivo

Terapia Visual Neurocognitiva

Neuroestimulación Auditiva Sena

Neuroestimulación Auditiva Tomatis

Consejos visuales

CÓMO PONERTE Y QUITARTE  LAS LENTILLAS

Colocar y extraer las lentillas es más fácil de lo que piensas. Puede que te lleve un poco de tiempo acostumbrarte, pero en seguida lo harás en unos segundos.

Cómo colocar las lentillas

  1. Antes de tocarte los ojos, las lentillas o el estuche, lávate siempre las manos con jabón (preferiblemente un jabón líquido no perfumado y antibacteriano Luego enjuágatelas y sécalas con una toalla sin pelusas.Es una buena idea ponerse siempre primero la lentilla en el ojo derecho. Así no mezclarás tus lentillas.
  2. Comprueba que la lentilla no está al revés. Para averiguar de qué lado está, simplemente coloca la lentilla en la yema de un dedo y mantenlo a contraluz. Si los bordes están hacia fuera, está al revés. Si parece una taza con bordes suaves, está lista para colocar.La mayoría de las lentes ACUVUE®también cuentan con un indicador 123, para que puedas identificar fácilmente si están al revés. Coloca la lentilla a contraluz, y si los números están en su orden correcto, también lo estará la lentilla.
  3. Utilizando la otra mano, mantén el párpado superior para no parpadear.
  4. Con cuidado, bájate el párpado inferior con los otros dedos de la mano de aplicación.
  5. Mueve la lentilla hacia el ojo lenta y cuidadosamente. Te ayudará mirar hacia arriba mientras la colocas en el ojo.
  6. Suelta el párpado lentamente y cierra el ojo un momento para permitir que la lentilla se asiente.
  7. Sigue los mismos pasos con el ojo izquierdo.

Cómo extraer las lentillas

  1. Antes de tocarte los ojos o las lentillas, lávate siempre las manos con jabón (preferiblemente jabón líquido sin perfume y antibacteriano). Enjuaga bien y sécate las manos con una toalla sin pelusas.
  2. Comienza siempre con el ojo derecho para no mezclar las lentillas.
  3. Mira hacia el techo y bájate el párpado inferior con el dedo corazón.
  4. Acerca tu dedo índice cerca del ojo hasta que toques el borde inferior de la lentilla.
  5. Desliza la lentilla a la parte baja blanca de tu ojo.
  6. Dobla suavemente la lentilla entre tu dedo pulgar e índice y extráela.
  7. Extrae la lentilla izquierda siguiendo los mismos pasos.
  8. Desecha las lentillas diarias desechables. Limpia y desinfecta las lentillas reutilizables. Para un método rápido y efectivo de limpieza de lentillas reutilizables, sigue nuestra sencilla rutina aquí.
  9. Nunca enjuagues las lentillas ni su estuche con agua del grifo.

CONSEJOS POSTURALES

En la actualidad se hace muy difícil encontrar un trabajo en el que no se haga uso de un ordenador. De hecho, cada vez son más las horas que pasamos sentados frente este dispositivo, aumentando así el tiempo que nuestros ojos se exponen a la luz de estas pantallas.

Es por eso que utilizar un correcta postura puede evitarnos más de un dolor de cabeza.

Sigue estos consejos y evita que tu trabajo dañe la calidad de tu visión.

CONSEJOS SÍNDROME VISUAL INFORMÁTICO
Numerosos estudios y publicaciones aportan datos sobre nuestra visión, el uso de dispositivos digitales e informáticos y el Síndrome Visual Informático-Digital que son dignos de mención para que podamos darnos cuenta de la dimensión de este problema visual (SVI-D).
Descubre toda la información necesaria para conocer de forma real el problema y aprende a prevenir sus consecuencias negativas.

CONSEJOS OJO SECO

La vista es un sentido muy sensible a los agentes medioambientales y a las deficiencias en su cuidado y nutrición. Estos consejos pueden ayudarte a tratar los síntomas de la sequedad ocular y sentirte más confortable.
Estar alerta es siempre la mejor prevención.

CUÁNDO CAMBIAR LAS LENTILLAS

La frecuencia con la que cambies tus lentillas por un par nuevo dependerá del tipo de lentillas que utilices. Si no estás seguro, tu oculista puede aconsejarte sobre cuáles se adaptan mejor a ti y cada cuánto tiempo deberías cambiarlas.

Lentillas diarias desechables

Las lentillas diarias desechables son extremadamente cómodas y es la forma más saludable de llevar lentillas. Simplemente ponte las lentillas cuando te despiertes y deséchalas al final del día.

Con las lentillas diarias desechables ACUVUE® no tienes que limpiar o guardar tus lentillas, sólo reemplazarlas por un par nuevo cada día.

Lentillas reutilizables

A diferencia de las lentillas mensuales, que pueden utilizarse durante todo un mes antes de tener que reemplazarlas, las lentillas reutilizables ACUVUE® se cambian dos veces al mes para una experiencia más fresca y agradable.

Simplemente limpia y guarda tus lentillas al final de cada día y reemplázalas cada dos semanas por un par nuevo.

Lee más sobre cómo cuidar de tus lentillas aquí.

La forma más sencilla de mantenerte al día con tus lentillas reutilizables es seguir los siguientes consejos:

  • Reemplaza tus lentillas reutilizables el mismo día de la semana. Una buena rutina sería desechar tus lentillas viejas un domingo por la noche y comenzar con un par nuevo el lunes por la mañana.
  • Utiliza nuestro servicio gratuito ACUMINDER®para ayudarte a recordar cuándo cambiar tus lentillas, comprar unas nuevas y cuándo tienes que realizarte un examen ocular.
  • Marca la fecha en el paquete de las lentillas cuando abras una nueva caja.
  • Escribe “realizar pedido” en tu última caja de lentillas junto con el teléfono de tu profesional de la visión para acordarte de llamar y pedir tus siguientes lentillas. De esta forma no te quedarás sin ellas.

CÓMO LIMPIAR Y CUIDAR TUS LENTILLAS REUTILIZABLES

Sólo te llevará unos minutos limpiar las lentillas reutilizables para ayudarte a mantener un uso saludable de las mismas.

Simplemente sigue esta rutina rápida, sencilla y efectiva al final de cada día.

  • Antes de tocarte los ojos, las lentillas o el estuche, lávate siempre las manos con jabón (preferiblemente un jabón líquido no perfumado y antibacteriano). Luego enjuágatelas y sécalas con una toalla sin pelusas.
  • Rellena cada cámara de tu estuche de lentillas con solución desinfectante para lentillas nueva.
  • Comienza siempre con el mismo ojo cuando te pongas y te quites las lentillas. De esta forma no las mezclarás.
  • Limpia siempre tus lentillas inmediatamente después de retirarlas.
  • Coloca las lentillas en la palma de tu mano, limpia y seca.
  • Aplica algunas gotas de la solución desinfectante prescrita para lentillas.
  • Con un dedo, frota ligeramente la lentilla en la palma de la mano para limpiar las superficies.
  • Enjuaga la lentilla con unas pocas gotas más de la solución prescrita.
  • Coloca la lentilla dentro del estuche limpio.
  • Repite este proceso con tu otra lentilla.
  • Cierra el estuche y deja que las lentillas se remojen durante la noche.

Si simplemente necesitas un empujoncito para recordar cuándo reemplazar tus lentillas, utiliza nuestro servicio de ACUMINDER®.

¡No te olvides de limpiar el estuche de tus lentillas!

Probablemente sabes lo importante que es mantener limpias tus lentillas, pero es muy fácil olvidarse del estuche de las lentillas; éste necesita estar tan limpio como las lentillas.

Cada vez que te pongas tus lentillas, sigue estos sencillos pasos para mantener el estuche de las gafas lo más limpio que sea posible:

  • Vacía la solución vieja del estuche de las lentillas.
  • Enjuágalo con solución para lentillas nuevas.
  • Deja que se seque al aire boca abajo sobre un papel limpio.
  • Cambia a menudo el estuche de las lentillas, por lo general una vez al mes.

Recuerda: nunca utilices agua del grifo para limpiar las lentillas o el estuche.

Consulta la guía de instrucciones de la solución de tus lentillas para más información sobre durante cuánto tiempo deben mojarse las lentillas o cada cuánto deberías cambiar el líquido si no las usas todos los días.

CONSEJOS HIGIENE VISUAL

Tener una buena visión es fundamental para poder llevar una vida diaria completa, así como para facilitar la realización de las actividades de nuestro día a día. Por ello es importante mantener una correcta higiene visual. La vista es uno de los sentidos más importantes, dado que a través de ella percibimos nuestro entorno y respondemos al mismo.

Mantener la visión con sus cualidades al 100% es sinónimo de calidad de vida. Las normas de higiene visual son un conjunto de consejos que tiene como objetivo reducir el estrés que produce la visión próxima sobre el sistema visual. Estas normas o consejos ayudan a mejorar los problemas visuales y aunque no los resuelven totalmente, sí que contribuyen a tener un mejor rendimiento y una menor fatiga visual.